Desde enero de 2012 se pone en marcha un taller de psicomotricidad en el que se trabajarán las dificultades motrices específicas de las Personas con Síndrome de Asperger:
- Por su dificultad para moverse de forma ágil, coordinada y precisa: al utilizar los cubiertos, vestirse, escribir, andar, correr o intentar atrapar una pelota.
- Para controlar estereotipias y movimientos repetitivos.
- Porque permite mantener el autocontrol ante situaciones nuevas y estresantes.