Acceso usuarios



¿Quién está en línea?
Tenemos 8 invitados conectado(s)
Contador de visitas
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy14
mod_vvisit_counterAyer21
mod_vvisit_counterSemanales14
mod_vvisit_counterMensuales345
mod_vvisit_counterTotal137075

Noticias

Artículo ABC "Nada de frases hechas ni dobles sentidos"

ABC Córdoba
Lunes, 24 de mayo de 2010

Voluntarios: Ángela Ragel
Hasta hace poco tiempo, a las personas con Síndrome de Asperger se les calificaba de "raros" o "autistas". Sin embargo, lo que les falta son las relaciones sociales, no son convencionales y su discapacidad es invisible. En manos de una voluntaria su síndrome se hace pequeño.

POR P. GARCÍA-BAQUEROCÓRDOBA.
«Nada de frases hechas ni dobles sentidos»
Una persona con síndrome de Asperger no entiende por qué tiene que saludar en el portal al cruzarse con un vecino, o por qué no puede preguntar lo que le apetezca en ese momento. Metáforas o doble sentido no entran en su mente. Son claros y directos, tanto, que a veces, los que no entienden su discapacidad invisible les dan de lado y dejan de tener amigos.
En este mundo se introdujo, sin conocerlo de antemano, la joven Ángela Rage, cuando solicitaron su ayuda en un programa de voluntariado. Entró por la puerta y observó cómo en una clase los cuatro alumnos con síndrome de Asperger habían estado callados sin dirigirse la palabra unos a otros más de 20 minutos. No les importa, les falta la iniciativa y uno por otro, la clase estaba en total silencio hasta que llegó esta psicóloga y voluntaria. Se hizo un hueco en este grupo donde las interacciones sociales están limitadas. Esta discapacidad hasta hace poco tiempo se confundía con el autismo, hasta que se descubrió que lo que les ocurría a estas personas era que tenían un interés restringido.
De este mundo han salido muchos informáticos, asegura Ángela. Ellos pueden hablar horas de informática porque es lo que les interesa por lo que tenemos que tirar de uno de esos hilos para hilvanar una conversación e intentar abarcar otros ámbitos de la vida. Ragel reconoce que no son personas cariñosas, pero «te toman confianza y al final se sienten a gusto contigo». Al inicio de su voluntariado, Ángela cogió como oro en paño tres consejos de la psicóloga que trabajaba con ellos. «Mucha paciencia para evitar que se pongan nerviosos y nada de frases hechas o de doble sentido», le dijo.
Aunque son un grupo muy heterogéneo en la Asociación de Síndrome de Asperger de Córdoba se ven lo logros poco a poco, como lograr introducirlos en el mundo laboral.
Con estos pequeños pasos adelante, esta joven está a gusto y satisfecha al tiempo que aprende para llevar prácticas psicológicas a la Unidad de Día de Discapacitados de Fepamic. «Son lecciones de vida, que te sirven a ti misma, porque observas comportamientos asociales que tú misma pretendes corregir», asegura esta voluntaria. Tanto es así que Ángela reconoce que ya a su pareja las cosas se las deja «claritas sin lugar a equívocos, ni a malentendidos, y la vida es mucho más fácil».
Una de las asignaturas pendientes de estos jóvenes con Asperger son sus relaciones sociales y su tiempo de ocio. La mayoría vive con su familia y no son totalmente independientes, y tampoco cuentan con muchos amigos. Lo que más les cuesta es tomar un café con alguien o iniciar una conversación. Esto es un mundo para ellos. Hasta hace poco tiempo, la Asociación de Síndrome de Asperger contaba con un taller subvencionado denominado «Ocio y tiempo libre» que ha desaparecido por la pérdidas de subvenciones por parte de las Administraciones local y autonómica.
Era buenísimo para ellos aprender a moverse en la calle, a iniciar conversaciones, a salir de cañas y relacionarse con los demás, es justo lo que más les cuesta en su vida diaria, recuerda Ángela.
Esta voluntaria asegura que mientras el trabajo se lo permita continuará «enriqueciéndose y formándose» con estos chicos porque es una cuestión «personal», una decisión que no le cuesta trabajo y de la que no se quiere separar. Aún así, a Ángela le queda tiempo para cuidar de su huerto ecológico La Acequia unas cuantas horas al mes y obtener la mejor cesta de verduras y frutas junto con un grupo de personas en un innovador proyecto de cooperativa que cuenta con decenas de cordobeses «enganchados» a estos huertos.

Enlace al articulo
 

Publicación de la obra "Sendero de Sangre" de Joaquin Relaño, socio de Asperger Córdoba


SENDERO DE SANGRE

Año 1189 D.C. El viejo continente europeo se encuentra sumido en el caos, pues el agonizante Imperio Cristiano apenas puede mantener sus fronteras frente al constante acoso islamita. Pero este hecho carece de importancia para Dalkorem Ut-Wishman, un viejo mago que oculto en su fortaleza situada en el macizo de Monte Perdido planea obtener la inmortalidad que tanto tiempo lleva anhelando. Muchos inocentes tendrán que morir para que el anciano logre alcanzar su sueño, algo que también carece de importancia para el moribundo hechicero.

El destino de Dalkorem acabará cruzándose con el de un joven y misterioso guerrero errante que intenta huir de su sangriento pasado por medio de la redención. Para ello, tratará de poner fin a los planes del hechicero, sin ser consciente de que jamás logrará expiar sus pecados, al igual que a Dalkorem no le será nada fácil escapar de los fríos y descarnados brazos de la Señora Muerte, pues su gélida sombra lo abarca todo...


JOAQUIN RELAÑO

Nació en Córdoba en 1978, lugar en el que reside en la actualidad. Tras varios años escribiendo relatos cortos basados en "Sendero de sangre", su obra más personal, nacida de unas largas sesiones de rol en las que se encargaba de elaborar los guiones de las partidas, acabó ganando el III Certamen de Relatos Cortos en Homenaje a J. R. R. Tolkien (2.003) y el I Certamen de Relatos de Fantasía y Ciencia-Ficción "Realidades Etéreas" (2.004). Poco tiempo después entró a trabajar, primero como colaborador y más tarde como redactor, en MeriStation, la página web especializada en videojuegos más leída de habla hispana, publicación para la que escribe regularmente artículos, además de dirigir y coordinar la sección de videojuegos retro de dicha revista, y participar activamente en el podcast de la misma. En sus ratos libres, siguió trabajando y perfeccionando el universo de "Sendero de sangre", hasta que al fin le ha llegado la oportunidad de convertir sus narraciones en una serie de novelas de fantasía épica, proyecto en el que se encuentra enfrascado en la actualidad y que alterna con su labor en MeriStation.


INFORMACIÓN SOBRE EL LIBRO


Página Web de Sendero de Sangre

- Título: Sendero de Sangre, volumen I
- Subtítulo: El hechicero de Monte Perdido
- Autor: Joaquín Relaño
- Ilustración de portada: José Gabriel Espinosa
- Ilustraciones interiores: Beñat Olea Irureta
- Diseño gráfico y maquetación: Silvia Rasero
- ISBN: 978-84-937365-1-4
- Colección: Serie Gótica
- Formato: 242 Págs. 21,6 x 15 cm.
- PVP: 18 euros
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 Próximo > Fin >>

Página 3 de 3